¡Dios es Justo!

Dios es justo

 

Es muy recurrente entre nosotros los cristianos decir: “Dios es justo” y esta es una gran y absoluta verdad que rige no solo nuestras vidas, sino al universo entero. Curiosamente es más frecuente escucharla cuando en medio de algún problema, nosotros consideramos ser los ofendidos.

Usamos esta verdad para justificar un deseo de venganza en nuestro corazón y queremos que la persona que nos agredió física o emocionalmente pague por su error, y que todos sepan cómo se equivocó y que nosotros fuimos las víctimas. Estamos tan heridos que deseamos tomar la justicia por nuestra propia mano.

Actuamos impulsados por la ira y el dolor, y si no vemos que quien nos agredió está padeciendo a consecuencia de sus malos actos; nos desilusionamos y creemos que no existe justicia en la tierra, culpando a las autoridades o incluso a Dios mismo. Al pedir justicia en algún asunto lo hacemos pensando en que los inocentes somos nosotros, pero ¿será esto cierto? recordemos que no solo seremos juzgados por nuestros actos, sino también por nuestros pensamientos y corazón.

« A cada uno le parece correcto su proceder, pero el Señor juzga los corazones »  Proverbios 21:2

Justicia es que cada quien reciba lo suyo, ten por seguro que Dios te dará lo tuyo: consolación, amor, paz y sanidad.  Es mejor preocuparnos más en recibir lo que Dios nos quiere dar, que lo que alguna persona pueda ofrecernos. Dios tiene un tiempo para actuar, y su tiempo no será el mismo que el nuestro. Él no hace justicia sólo para que nos arrepintamos, también lo hace para provocar el cambio en  nuestras vidas. Su justicia va más allá de estatutos terrenales.

Quizás no podrás presenciar lo que sucederá con aquellos que te lastimaron, tu parte en ello es perdonar y dejar en manos de Dios, Él actuará conforme a su perfecta voluntad.

« El Señor es nuestro juez, nuestro legislador y nuestro rey; Él cuidará de nosotros y nos salvará »  Isaías 33:22

Recuerda que la justicia de Dios no se dará de la forma que tú deseas o en el tiempo que esperas. Sólo Él es justo y sabe cómo dar a cada quien lo suyo. Jesús nos invita a hacer todo como Él nos lo ha enseñado, y Él nos ha mostrado el camino de la justificación. 

« Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abró su boca » Isaías 53:7    

« La piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular »  Lucas 20:17 

Jesús mismo fue ofendido, despreciado y asesinado; sin defenderse en sus propias fuerzas, argumentos y tiempos, aún Él se ha sometido a los tiempos del Padre. Ante el mundo Jesús sigue en esa posición de menosprecio, esperando el tiempo en que se manifestará justificado ante el mundo por el Padre, para terror de los que lo despreciaron y desecharon.

No pierdas el tiempo tratando de cumplir tu justicia en tu tiempo, perdona y que sea Dios quien dé el veredicto, en el día de nuestra Justificación.

¡Dios te bendiga!

Pagina de inicio

Acerca de

Iglesia de Jesucristo, hasta lo último de la Tierra...

Acceso

Contáctanos

  • Dirección: Av. Martín Carrera #227
    Col. Martín Carrera, Alc. Martín Carrera
    Ciudad de México

  • Telefonos: 57 57 94 10 y 11

  • Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscríbete

Registra tu correo para enviarte las últimas noticias...